Historias de la puta moto

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Historias de la puta moto

Mensaje  torpedorz el Sáb Mayo 21, 2011 9:31 pm

Estaba yo con mis cosas cuando de repente se me encendió una ráfaga en la cabeza. Resulta que Paquico no sabe nada sobre la yamaha TDM. Redios, con la historia que acarrea esa moto... pero claro, seguro que casi todos los que estáis leyendo esto tampoco sabéis gran cosa.

Así que hasta que baje el sol y pueda continuar con la faena pendiente que tengo en la calle, inaguro este post para que el que quiera contar alguna historia referente a las motos pues que la cuente... bueno, si no tiene nada que ver con motos pero la historia merece la pena, pues que también se anime a contar algo.

Empezamos con el origen de la TDM, que para (casi) nada es una evolución asfaltizada de la superténeré de 750 como casi todo el mundo cree.

Para comprender el origen de este original modelo, valga la rebundancia, una pequeña introducción histórica. El principio del supermotard se puede decir que surgió en la década de los 80 a raíz de una competición en tierras francesas llamada Guidon d´Or (manillar de oro). Consistía básicamente en hacer competir a los mejores pilotos de todas las especialidades en un circuito mixto tierra/asfalto. Para este menester, nada mejor que utilizar motos de enduro/motocross con ruedas de asfalto.

El éxito de la competición hizo que mucha gente empezara a transformar sus motos de campo cambiando ruedas y frenos, y ahí el inicio del supermotard. Pronto la idea llegó a los modestos fabricantes europeos sumidos ya en una profunda crisis que poco pudieron evolucionar, hasta que el gigante japonés yamaha se atrevió a sacar adelante este nuevo concepto de moto fabricando ya en serie y en serio la yamaha TDR 250:




Un pepinaco con un motor de dos tiempos y dos cilindros (primo hermano de la RD 350) que sacaba nada menos que 60 cv.

Este nuevo modelo sobretodo en Francia fue un éxito comercial, así que los japos de yamaha, deseosos de controlar el mercado europeo de las motos en todas las especialidades, no tardaron en aplicar este concepto a un modelo más generalista, civilizado y polivalente.



Y así es como surgió la TDM 850 en el año 1991. De la superteneré solo coge prestado el motor con aumento de cilindrada y potencia.



Comercialmente no ha sido un modelo muy popular en España. Está claro que con la mentalidad predomimante en este mercado, quién cojones se compra una moto de 80 y pocos caballos habiendo 600 de más de 100 cv bastante más baratas y mucho más molonas. Menos mal que en el resto del mundo se llevó una pequeña cuota de mercado, lo suficientemente grande para que a yamaha le saliera a cuenta seguir teniéndola en producción, y lo suficientemente pequeña para que los grandes fabricantes japoneses no sacaran ningún modelo que compitiera directamente con ella.

En el año 96, solo cinco años después de salir este modelo que no tenía competencia deciden sacar una nueva versión. ¿Por qué?

Tengo una teoría. Yamaha decidió en este año dejar de producir la superteneré sin darle continuidad por tres motivos principales. El mercado mundial atravesando una crisis (no es momento de grandes alegrías), la africa twin de honda copando casi todas las ventas maxitrail, y la evolución del mercado hacia trail de orientación asfáltica. Y ya que tenía la TDM que encajaba con esa evolución, pues decidió apostar por ella para ese sector de potenciales clientes.

Así fue como siguió "sola" en el mercado. Se cambió la estética y el motor pasó a tener un calado a 270º. Dicen que para darle un tacto de motor en V. Yo creo que fue para solucionar el excesivo consumo de aceite y el crónico defectillo de romper la cabeza de la biela sobre los 70000 kms.

Con las pelas que se ahorraron al no sacar una nueva superteneré, les dio para un experimento, la TRX. Claro, ese tacto nuevo en V, chasis multibular y componentes sport... a por las ducatis. Bueno, también hay motivos de sacar ese modelo por la evolución de las reglas en el campeonato de superbikes, pero mola más hacer conjeturas con ducati, jejejeje.



Una preciosidad de moto pero un "fracaso" comercial. En Europa se defenestró por ser una burda copia de las ducatis y en América y Japón, como que no entendían una moto sport con ese chasis de tubos y con solo dos cilindros. En España, lo de siempre, una moto de 80 cv a precio de las de 130, vaya pecado.

Tal vez olvidarse de hacer una ducati japonesa, pasar de la TDM, y emplear ese motor en una nueva superteneré que le metiera caña a la africota, hubiera dado mayores frutos comerciales a yamaha; pero eso nunca lo sabremos, a parte de que no es asunto de este tema.

Del 96 hasta el 2002 esta es la TDM que tenemos en el mercado:



Y a partir del 2002, cambio radical (conservando el concepto), nuevo motor con chasis deltabox, inyección, frenos de R6, suspensiones ajustables, ABS opcional........:




Hablan de un nuevo modelo con el motor de la super de 1200 pero eso ya, será tema en otro mensaje el año que viene.

Venga va, ya acabo, pero antes si me lo permitís, otra teoría de mi cosecha dedicada a mi cuñaoooo. ¿Sabéis qué modelo es la competencia directa de la TDM 900? pues llamarme loco, pero para mí es la BMW R 1200 GS. Tengo la certeza que esta yamaha va tan bien como la teutona (de tetas caídas) en asfalto... y por 5000 € menos..... y con un mantenimiento y consumo aproximados, y sin problemas de ningún tipo.

Gracias a dios no lo sabe nadie más que yo, por eso que haya en el mercado español de segunda mano BMW a precios de infarto, y TDM tiradas de precio.

Perdón por el tocho y hasta otra.







_________________
Enviado desde mi patatalk
avatar
torpedorz
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 1261
Localización : Pinseque ( Zaragoza)
Fecha de inscripción : 08/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Gracias, Torpex...

Mensaje  eljorgito el Lun Mayo 23, 2011 2:29 pm

Pepe. Tengo que decir que eres el puto "Vademecum" del motociclismo.

Como casi siempre, es una delicia leerte.
avatar
eljorgito
Motero de 2ª Categoría
Motero de 2ª Categoría

Cantidad de envíos : 192
Localización : Zaragoza
Fecha de inscripción : 28/08/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  torpedorz el Mar Mayo 24, 2011 3:27 am

Segunda entrega de historias de la puta moto.

En esta ocasión, contaré una anécdota para romper con un mito: las motos italianas son menos de fiar que los condones de rejilla.

Corría el año 1962 cuando la policía italiana decidió cambiar su antiguo modelo falcone.....



....por otro más acorde con los nuevos tiempos que corrían.

Hasta ese momento, moto guzzi desde prácticamente su fundación había sido el proveedor habitual de motocicletas del estado italiano, pero claro, los demás fabricantes italianos también querían tener un cliente tan cojonudo. Así que no hubo más remedio que realizar un concurso a ver quién sería el mejor.

Los requisitos para el nuevo modelo eran:

1.- Bajo y sencillo mantenimiento

2.- Que pudieran hacer 100.000 kilómetros sin averías

3.- Que pudieran estar en la calle cinco años después de aprobado el proyecto.

Los ingenieros de Guzzi partieron con ventaja ya que habían trabajado con fiat para diseñar un motor que moviera sus autos. De ese trabajo se aprovechó la transmisión por cardan y el embrague en seco. Para cumplir con los requerimientos de su cliente referentes a la sencillez mecánica y fiabilidad, llegaron a la conclusión que debía ser un modelo de al menos 700 c.c, con transmisión con cardan para reducir mantenimiento y de dos cilindros al menos refrigerados por aire para simplificar la mecánica.

Se desechó la idea de hacerlo en línea ya que en esa época los twin tenían muchas vibraciones y refrigeraban mal por aire. También se apartó la idea de hacerlo en V ya que la refrigeración por aire del cilindro trasero sería deficiente, así que no quedaba otra de hacer un boxer....... otia, si iba a parecer una BMW.

Al final, se colocarían a 90º para eliminar vibraciones, reducir anchura... y para que las BMW parecieran guzzis con las tetas caídas.

Así les quedó de majica la primera guzzi con su clásico motor en V:



Se ganó el concurso y a partir de ese momento, todo lo que siguió fabricando Moto Guzzi hasta nuestros días, se ha basado en esa arquitectura de motor.

Moto Guzzi actualmente tiene un mercado limitado pero muy fiel en el centro y norte de Europa. Su legión de seguidores está enamorada de unos modelos con una personalidad muy exclusiva y dotados de una robusted y sencillez mecánica que ha sido la envidia de otras marcas mucho más importantes.



A ver, una preguntita, ¿cual es la auténtica italiana?





Así que ya sabéis, cuando alguien hable sobre la fiabilidad italiana en motos, contarles que en ese aspecto, está guzzi por un lado, y todas las demás por otro.

Hasta otra.

_________________
Enviado desde mi patatalk
avatar
torpedorz
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 1261
Localización : Pinseque ( Zaragoza)
Fecha de inscripción : 08/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Si, Pepe, si...

Mensaje  eljorgito el Mar Mayo 24, 2011 7:56 am

Es cierto. Las Guzzis tienen un diseño espectacular. Muy italiano. En el Salón de Milan del 2010, cuyas fotos colgué en este foro, había algunos modelos de Moto Guzzi que en lugar de espejos en los retrovisores, llevaban pantallas de lcd de unas 4", con las cámaras montadas en las culatas de esos cilindros a 90º.
Mi experiencia con las Moto Guzzi´s es limitada, pues solo he tenido ocasión de rodar con una 654 Sport, pero he de decir que andaba más bien poquito.
avatar
eljorgito
Motero de 2ª Categoría
Motero de 2ª Categoría

Cantidad de envíos : 192
Localización : Zaragoza
Fecha de inscripción : 28/08/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  torpedorz el Mar Mayo 24, 2011 11:36 am

Jorguito, ¿una 654? eso me suena a benelli:



Y si te parece que anda poco, entonces las guzzis de aquella época ya ni te cuento.

Ahora que, esa benelli 654 vale como representante genuíno de moto italiana que siempre rompe algo, fue una auténtica ruina para sus propietarios. Incluso a día de hoy, una en buen estado de conservación se tasa por menos de 1000 €.

Otra cosa es la 900sei, con un motor y medio de la 654. Esas sí andan por encima de los 6000 €, más que nada por su exclusivo motor 6 en línea ya que su fiabilidad tampoco era para tirar cohetes:



Joer, no me quería liar soltando otro tocho, pero ya que estamos, solo una cosa más.... he leído en muchos sitios a gente muy distinta opinar que la moto con el mejor sonido jamás creado es sin duda la benelli sei de 750 con los escapes originales:



Hasta ahora nunca he podido oír ninguna, sniffff, y mira que tengo ganas.

Hasta otra.




_________________
Enviado desde mi patatalk
avatar
torpedorz
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 1261
Localización : Pinseque ( Zaragoza)
Fecha de inscripción : 08/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  jose luis el Mar Mayo 24, 2011 5:33 pm

Si,sonaban de maravilla,quiza era lo unico que tenian,preguntale a Galisteo que tuvo una de las ultimas.
avatar
jose luis
Motero de 2ª Categoría
Motero de 2ª Categoría

Cantidad de envíos : 164
Edad : 58
Localización : zaragoza.
Fecha de inscripción : 16/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  blasquico el Mar Mayo 24, 2011 6:53 pm

Se que no es comparable a oirla en vivo, pero al menos nos hacemos a la idea de cómo sonaban, es cierto que tiene un precioso sonido, pero si lo oyes sin verla, parece un BMW de carreras poco preparado.






Continúa con este hilo, los menores de 40 agradecemos estas clases de la historia de la moto...

Por cierto, no has hablado de una moto que si que se oía por nuestras carreteras hace tiempo, éste domingo me encontré con una perfectamente restaurada, la Sanglas 400.

Vsss
avatar
blasquico
Motero de 2ª Categoría
Motero de 2ª Categoría

Cantidad de envíos : 146
Edad : 35
Localización : Zaragoza
Fecha de inscripción : 07/04/2008

Ver perfil de usuario http://www.prtminimotard.tk

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  torpedorz el Miér Mayo 25, 2011 8:08 am

jose luis escribió:Si,sonaban de maravilla,quiza era lo unico que tenian,preguntale a Galisteo que tuvo una de las ultimas.

Joer, no me extraña de Galisteo (freelander en el foro), con sus últimas adquisiciones calculo que debe pasar ya de las 20 motos. Desde una Gibson hasta una goldwing....... normal que alguna benelli haya caído.

blasquico escribió:Por cierto, no has hablado de una moto que si que se oía por nuestras carreteras hace tiempo, éste domingo me encontré con una perfectamente restaurada, la Sanglas 400.

Joer blasquico, esa sanglas es un injerto con corazón japonés. En una de esas restaurada me llevó mi tío de paquete desde Torrelavega a S. Vicente. Y antes de que tú nacieras, menudo yogurín estás hecho.... o qué viejo soy, jejeje. Fue mi primera salida en moto... aún me caen lagrimones cada vez que me acuerdo, más que nada porque iba sin casco ni gafas y el aire hasta me hinchaba los párparos. Por cierto, Marquina, el reparador de piso trasero del turno B tiene una.

Y ya que estamos, os voy a pegar y copiar una historia sobre otro modelo español de aquella época cargado de historia, la ossa yankee.

El texto me suena que salió hace mucho en un solomoto, no estoy seguro. Comete varios errores cronológicos y geográficos así que de histórico tiene más bien poco; en esta época ante cualquier texto de este tipo, ya estaría el Pere catalogándolo como incitador al delito sobre la seguridad vial y la Bibiana Aído como machista con tintes de exhortación a la violencia de género. Pero bueno, creo que también muestra algo de la esencia motera de aquellos años, y encima me partí el culo cuando lo leí. Espero que os guste y si vais con prisa dejarlo para un momento de relax, que es bastante largo:

El Gran Pique

A principios de los 70 rondaba yo los 4O años, así­ que si sacas cuentas, podrás averiguar mi edad.
Si eres de los que piensan que la moto es patrimonio solo de veinteañeros, estás terriblemente equivocado, aunque también puede ser que algún dí­a una CBR 900 negra (Fire Blade, por supuesto) te mande un par de aceleradas en el oí­do, o que en algún bar al costado de la ruta repares en algún anciano de pelo muy largo y canoso que desde un rincón de la barra, enfundado en su Garibaldi blanco, parezca conversar con su Nolan y un café siempre muy largo, sin prestar aparente atención a la conversación de los demás.
A veces me verás sonreí­r, tal vez alguna fantaseada que el que estirado de turno está endilgando a sus colegas, o probablemente algún retazo del pasado que en aquel momento viene a buscarme. Si estás solo y buscas conversación, adelante, siempre estoy dispuesto a compartir un café (siempre muy largo) pero te advierto: soy peligroso, uno de los inconvenientes de mi edad es que los recuerdos y las anécdotas se agolpan en el archivo y pugnan como endemoniados por salir, así­ que cuando me tiran de la lengua o del procesador de textos, no se sabe nunca cómo va a acabar la cosa. Y es justamente lo que me está pasando en estos momentos.
Ah, si, estábamos a principios de los 70. Después de 3 noviazgos fracasados mi situación sentimental era de paro forzoso, no así­ en el plan laboral, pues el sueldecito de la fabrica me permití­a ir tirando, los amorí­os que sí­ me habí­an ido bien, desde que a los 14 años me desvirgó una Guzzi, la Aleu, dos Montesas y la Ossa actual. Ahora, rozando la cuarenta mi vida parecí­a estar a punto de dar un vuelco, acababa de conocer a Cuqui.
Cuqui era quince años menor que yo, hija de un empresario potente y con unas curvas espectaculares.
Solo habí­a un problema, Cuqui odiaba las motos, a lo que no le di importancia; un tipo como yo, que habí­a pasado mas horas con un depósito en" las piernas que con una almohada bajo la cabeza, sabrí­a valerme de la técnica y de los recursos necesarios para revertir ese odio en un incontrolable amor.
Así­ que a principios de aquel verano le propuse un pasar un hermoso dí­a en la playa, ella estuvo de acuerdo y le pareció adecuado el lugar. Claro que por entonces aún no existí­a la autopista, y para llegar allí­ habí­a que pasar por las cuestas de Garraf, excitante carretera y entrañable amiga que yo consideré adecuada para mis planes: abrir los ojos de Cuqui a las inexplicables sensaciones de un relajado viaje en motocicleta, saboreando el sol, espí­ritu motero y la elegancia de la brisa marina acariciándole la piel.
Al principio todo fue bien. Con una conducción distendida y cien por cien turí­stica empezarnos a enlazar los primeros tramos mientras mi pasajera iba ganando confianza poco a poco y empezaba a disfrutar del paisaje y la experiencia; sólo faltaba el violinista, querubines sembrando el asfalto de pétalos de rosa a nuestro paso y cupido enamorándonos con sus flechas impregnadas de amor. Nuestro crucero era de unos 40 por hora en plan dominguero, como se acostumbraba a circular por aquel entonces detrás de los coches.
Aquellos monstruos rompieron el hechizo de aquel remanso de paz y ternura, y nos devolvieron al planeta "tierra motorista", cuando pasaron rozándonos aproximadamente a la velocidad de la luz... Zum... Zummm... ZumZum ... Zuuumm ...
Eran 8 o 9 motocicletas en perfecta formación de fila india y tan pegadas la una a la otra que mas bien parecí­an una única moto con un montón de ruedas y moteros encima. Dos segundos después las vi perderse cuesta arriba en un increí­ble ballet sincronizado a la izquierda, aceleración, destello de piloto trasero, y giro a la derecha.
Noté un estremecimiento en las manos de Cuqui que apretaron con fuerza las costuras de mi chaqueta a la altura de los riñones. Volví­ mi rostro hacia ella sonriendo y seguí­ inmutable a nuestra velocidad de paseo; afortunadamente, al cabo de un rato noté que se relajaba otra vez.
Unos quince minutos después, a la salida una, curva volvimos a verlas, se habí­an detenido en una pequeña explanada a la derecha del asfalto y estaban contemplando la maravillosa vista que los acantilados y el mar les regalaban. Las matrí­culas de sus motos eran alemanas, y ellos también. Rubios, con cabellos lacios muy largos y barbas; solamente sus cascos eran ya un espectáculo, no se parecí­an nada a mi orinal de producción nacional, mas bien semejaban escafandras de astronautas, y las motos... Jamás habí­a visto un espectáculo semejante.
Sí­ habí­a oí­do hablar de las japonesas, o habí­a visto alguna fotografí­a, pero aquello... ruedas como de coche, carenados, semimanillares, frenos de disco y motores de 4 cilindros, increí­ble.
Aminoré aún un poco más la marcha para poder deleitarme un segundo más con aquella visión, pero la felicidad es efí­mera y las sobrepasé enseguida, así­ que después de echarles un último vistazo de admiración y envidia a través del retrovisor, los perdí­ definitivamente de vista.
Tras cinco minutos más de excursión, y justo al encarar una de las pocas rectas del Garraf, los vi crecer vertiginosamente por el espejo, lo primero que me chocó fue que todos llevaban las luces encendidas, detalle que antes no habí­a apreciado; lo segundo fue que en cuanto se me echó encima el primero, no me adelantó, sino que se quedó un momento pegadito a mí­ para rebasarme muy despacio mientras le echaba una ojeada a mi moto. El segundo hizo lo mismo, repasando de arriba abajo mi Ossa, mientras señalaba mi máquina y le hací­a un gesto con la cabeza al que iba tercero, los demás repitieron la operación a medida que me adelantaban, y yo me sentí­ como un imbécil sin saber si debí­a saludarles, fingir indiferencia o mirar también sus monturas, hasta que detrás de una escafandro de astronauta le tapa a uno la boca y algo la nariz, pero los ojos no, y cuando uno se rí­e, no lo hace sólo con los labios, no señor; los europeos con motos japonesas se rí­en con " la cara, y eso se nota por mucho casco integral que lleven, y aquel engreí­do, el último de la fila, se rió, no sé si de mí­ o de mi moto, pero se rió. Compréndelo, fue superior a mí­, no pude hacer nada para evitarlo. Además dio la casualidad de que aquella carretera era una vieja conocida de antiguas aventuras, dio la casualidad de que se me cruzaron los cables y dio la casualidad de que mi Ossa no era una Mike Andrews réplica de aquellas, sino una yankee 500, con motor 2 tiempos, twin paralelo, perdón, entonces se decí­a bicilí­ndrico vertical enfrentado al sentido de la marcha, y con más de 70 CV de los buenos.
Cuando todos los del grupo ya hubieron tenido la oportunidad de contemplarme como a un mono en una aula, teniendo la delicadeza, al menos, de no tirarme cacahuetes, hicieron bramar sus motores y desaparecieron al final de la recta.
Yo, invadido por la serenidad de las grandes ocasiones, me ajusté las galas que hasta entonces habí­a llevado sobre el clí­max, respiré hondo un par de veces, reduje tres marchas y le di al mango como un hombre.
Les juro que una de las cosas que más lamento en mi vida es no haber podido ver la cara del capullo aquel, cuando vio que se le echaba encima el chirimbolo con ruedas del que se habí­a reí­do un minuto antes, le quité el polvo del lateral izquierdo de su bonito carenado y en la misma operación, casi sin querer, decidí­ deshacerme también del que le precedí­a justo a la entrada de una curva en la que acababa de aparecer un 600 conducido por un caballero calvo al que los ojos le crecieron asombrosamente alcanzando en un segundo el tamaño de dos huevos duros, los dos siguientes fueron realmente fáciles, debo reconocerlo. No se habí­an enterado aún de qué iba la misa y aproveché el tramo recto para enseñarles, cuando pasé al otro, que ya se habí­a dado cuenta de la situación pero no pudo reaccionar, fue cuando empezó la fiesta de verdad, y los tres que iban delante de mí­, después de un instante de estupor, varios titubeos, se agacharon sobre el depósito y empezaron a retorcer las orejas de sus japonesas.
Pero resulta que en la casa Ossa, además de fabricar estupendos proyectores cinematográficos, también entendí­an algo de motos, así­ que no fue muy difí­cil chuparle rueda al siguiente, claro que adelantarle era otra cosa, los otros dos que quedaban delante nos iban tomando algo de distancia, así­ que no debí­a perder mucho tiempo con el que iba tercero, porque corrí­a el riesgo de perderlos, en esto estábamos cuando, ¡Oh! Dios existe: después de negociar una de derechos, nos encontramos una pequeña recta y, al final, una curva bien visible donde iban a cruzar el Renault Gordini al que deberí­amos adelantar y el auto que vení­a hacia nosotros. El alemán dudó una décima de segundo, no podrí­a pasar entre los dos vehí­culos, juntos.
Un instante antes ver iluminarse su luz de freno, yo ya habí­a reducido una marcha y enroscado el puño del acelerador, y después de dejarle atrás, seguramente planteándose cambiar su Suzuky por una Torrot 49, pasé entre el coche y el auto en pleno viraje creando el estilo que años después me copiarí­a descaradamente Ronaldo para colarse entre los defensores del Compostela; y sin detenerme a pensar qué opinión tendrí­an de mi mamá el chofer y el dominguero, me lancé a la caza de los dos últimos modelos trofeos.
Me costa mucho alcanzarles, los malditos iban deprisa, pero al final me puse a rueda. Iban separados unos 20 metros uno del otro, mejor. Después de varios minutos sin que ocurriera nada mas que no fuera la insólita y rápida reducción del tamaño de las estriberas y el cromado de los escapes, llegué a la mente bien en mi vida fue aquel exterior, ¡qué trazada!, ¡qué finura!, ¡qué aplomo y precisión! Dios mí­o si lo hubieras visto, arrasarí­a las votaciones para piloto del año, le sorprendí­ totalmente, pues no se esperaba que nadie tuviese pelotas de adelantar en plena curva ciego por el carril de la izquierda, bordeando además el acantilado de más de 50 metros de caí­da libre. Cuando le estaba pasando me pareció que el casco iba a salí­rsele de la cabeza, seguramente a causa de que se le pusieron sus largos pelos de punta, la boca se le abrió tanto que la mandí­bula le asomó por la parte inferior del integral, y sus ojos. ¡Oh, sí­!, en plena maniobra tuve la cortesí­a de mirarle a la cara, el tamaño de sus ojos dejaban en ridí­culo a los del pobre conductor de la 750.
Y ahí­ acabo todo. El que quedaba delante, simplemente se rindió. Lo habí­a visto todo por el retrovisor y seguramente decidió que el sol de España, las discotecas de Sitges y el cálido abrazo de mamá cuando volviera a su paí­s valí­an mas que la locura de seguir peleándose con el demente aquel y su extraño cachorro, que al parecer tení­a la costumbre de zamparse 8 ó 9 japonesas antes de desayunar.
Así­ que desenroscó cobarde y lastimosamente el mango y le dejé atrás seguramente meditando sobre los misterios insondables de la vida.
Seguí­ un par de kilómetros más en solitario, dejando que allí­ detrás los vencidos se reagruparan en su humillante derrota y preparé mentalmente la entrega de premios.
Me detuve mas adelante al costado del camino y me bajé con rapidez de la moto y apoyándome en el depósito de combustible con aire de despreocupación, adopté mi posición, fingiendo contemplar relajadamente el paisaje, como ellos habí­an hecho antes.
Fue entonces cuando reparé en ella, ¡¡Cuqui!!, me habí­a olvidado completamente que llevaba a mi posible novia como paquete. Estaba entumecida, tiesa como una chasis de doble viga de aluminio, blanca como el carenado de Cardús en los duros tiempos de crisis "sponsoril" y la mirada perdida en el infinito, sentada sobre la Yankee con los brazos doblados y las manos agarrotadas en actitud de agarrarse aún a mi chaqueta como si yo aún estuviese allí­.
Efectivamente, parecí­a que eso de las motos no era lo suyo.
Les oí­ llegar por la izquierda, decidí­ desentenderme un momento del problema y seguir con la pose de absoluta indiferencia, total serian un par de segundos necesario para que los vencidos se retiren, pero cuando aparecieron por la curva, redujeron la velocidad y se pararon todos ante mí­. Algunos se quitaron el casco y me miraron con una mezcla de respeto, admiración y perplejidad.
El silencio se podí­a cortar con un cuchillo. En un momento puede cambiar la historia de la humanidad, un pequeño detalle puede dar un giro a la vida de cualquiera o a su futuro, una nimiedad puede hundir al más magno y solemne triunfador en los más mí­seros de las ruinas: justo en aquel glorioso momento Cuqui me vomitó encima. Y no creas que fue una pequeñez, no, fue un verdadero chaparrón que me dejó paralizado y cubierto de arriba abajo por una espesa macedonia multicolor. Se hizo de nuevo un silencio sepulcral, la estupefacción se dibujó en las caras de los alemanes, y a mí­ no se me ocurrió otra cosa que sonreí­r estúpidamente. Aquello ya fue demasiado de pronto sonó una estruendoso carcajada a la que siguieron siete más y aquello se convirtió en un manicomio. ¿Has visto alguna vez a alguien con un auténtico genuino ataque de risa?, pues prueba imaginarte ocho a la vez; es contagioso e imparable, no se puede hacer nada para detenerlo y a mí­ también me dio cuando Cuqui, que afortunadamente no llevaba ningún hacha, me soltó un tremendo sopapo y su mano quedó pegada en mi mejilla.
En lugar de un enérgico ipaf! sonó un impresentable ichop! y, claro, no hizo el mismo efecto, desencadenando un agravamiento general del ataque de risa que provocó la huida de Cuqui, que se alejó, corriendo carretera arriba, agitando los brazos en alto y aullando como una sirena de una fábrica a la hora de salida.
Entonces, a uno de ellos le flaquearon las piernas por los espasmos de la risa y cayo con la moto como un saco de patatas, otro lloraba a carcajadas golpeando el deposito de su Kawasaki mientras un compañero, que soltaba como unos hipos entrecortados, les decí­a a los demás que se estaba desmayando, al tiempo que el que habí­a caí­do estaba revolcándose en el suelo en pleno ataque y otro pataleaba una señal de prohibido adelantar, entre sí­ncopes carcajeantes.
Así­ nos encontraron los de la Guardia Civil que, después de cinco minutos de intentos de averiguar qué rayos estaba pasando allí­ sin que nadie de los presentes les hiciera ningún caso ni viera capaz de otra cosa que contenerse el estómago, y respirar de vez en cuando.
Jamás volví­ a ver a Cuqui, se irí­a en auto a su casa, yo qué sé, los alemanes y yo acabamos con un porcentaje bastante elevado de las existencias cerveceros de Sitges, y anduvimos todo el verano juntos, intercambiando monturas y descubriendo parajes insólitos de nuestras carreteras costeras.
Han pasado casi treinta años y nos seguimos viendo, dos veces por temporada, una en el G.P. de aquí­ y la otra es Elefantentrefí­en, adonde, por supuesto, acudo con la mí­tica Ossa Yankee 500 que aún conservo y que allí­ es venerada por nueve ancianos decrépitos que, sentados sobre la nieve y al abrigo del un fuego, brindan por ella, y a los que en el momento mas insospechado, y para alarma de sus coronarí­as, hernias y artritis, les sobreviene un ataque de risa sin que nadie entienda porqué.
Cosas de viejos.-


Pos eso, otro día hablaremos de la "verdadera" historia de la moto de serie española más rápida de la época, la ossa yankee (dice la leyenda que el logotipo grabado en la tapa del alternador estaba serigrafiado a mano). Bueno va, Blasquico, y de la sanglas 400 también hablaremos, que por cierto, también me trae recuerdos ya que una vez en Gijón pararon a mi padre una pareja de guardias civiles que iban en esas motos, con sus gafas de aviación y sus cascos de calimero. Joer si eran miskimiskis, sólamente por ir 8 en un 127, qué tiempos madre mía.

Hasta otra.

P.D. Por cierto Blasquico, léete cuando puedas lo del curso de conducción, que esta semana deberíamos apuntarnos.



_________________
Enviado desde mi patatalk
avatar
torpedorz
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 1261
Localización : Pinseque ( Zaragoza)
Fecha de inscripción : 08/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tienes razón, Pepe...

Mensaje  eljorgito el Miér Mayo 25, 2011 9:04 am

Era una Benelli. A mi también se me agolpan los recuerdos. Cosas de la edad. Tu me entiendes, quinto.

La Guzzi creo que era la Le Mans, ¿no?.

En cuanto a la Sanglas 400, creo que era monocilíndrica y tenía arranque de palanca... Cágate.
Pero no me trae recuerdos agradables. Era la moto que empleaban los municipales en mi época de 49cc y cuando las veía de cerca era porque me paraban para multarme.
En esa época, en las 49cc. no se podía llevar a un pasajero y te multaban con 1000 pesetas, lo que te jodía todo el fin de semana, claro. Además el argumento era de lo más retorcido.
En principio se te multaba porque no era una moto de 74cc, en la que si estaba permitido llevar a un pasajero. Para llevar moto de 74cc necesitabas el A1. Como para la moto de 49cc solo era necesario la licencia de ciclomotor; al llevar a un pasajero, se entendía que estabas llevando una moto de 74cc sin carnet y esa era la razón por la que te decían que te multaban. De risa, vamos.
En realidad, tengo la impresión de que ni ellos mismos sabían cual era la razón legal para multarte. Simplemente estaba prohibido y punto. Supongo que tenía que ver con que las compañías de seguros no cubrían a los pasajeros en las motos de 49cc.

En cuanto a la lectura sobre la Ossa, sencillamente deliciosa Pepe.

Cuenta alguna sobre la Bultaco Metralla de 250cc, anda.
avatar
eljorgito
Motero de 2ª Categoría
Motero de 2ª Categoría

Cantidad de envíos : 192
Localización : Zaragoza
Fecha de inscripción : 28/08/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  jose luis el Miér Mayo 25, 2011 9:40 am

La Sanglas con motor Yamaha fueron las ultimas, pero anteriormente tenias la 400 monocilindrica que llevaba arranque electrico,yo estuve usando una durante unos meses y por ciudad en aquellas epocas te lo pasabas bien,ya que estas con la arqueologia busca fotos de las Ducati españolas yo tuve una 350 Vento y una 500 Desmo.Saludos a todos.
avatar
jose luis
Motero de 2ª Categoría
Motero de 2ª Categoría

Cantidad de envíos : 164
Edad : 58
Localización : zaragoza.
Fecha de inscripción : 16/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  torpedorz el Miér Mayo 25, 2011 1:52 pm

Ufff, cuanta aceptación en este post... para ser moteros de buxo, claro.

Bueno, vayamos por partes (Jack el destripador):

Referente a las leyes sobre ciclomotores. Pues sí, hasta hace relativamente poco tiempo, estaban homologados para una sola plaza. Y mira por donde, resulta que hace mucho tiempo otro cambio en el código de circulación hizo desaparecer el verdadero icono motociclístico que hizo evolucionar la España de la postguerra. De gastar esparto para moverse a gastar caucho el siguiente motociclo tiene gran parte de la culpa:






Su historia a grandes rasgos es tal que así: en plena guerra mundial, guzzi había diseñado un modelo económico y sencillo, guzzi 65, acorde a las necesidades de una economía en guerra. Acabada ésta, nada mejor que un vehículo de esas características para empezar a motorizar a la destrozada Italia.

Un tal Oscar Rabá allá por el 48 intuyó que España necesitaba un vehículo de esas características, así que para evitar aranceles llegó a un acuerdo de licencias con guzzi para fabricarla en España. Ese es el origen de rabasa, la que con el tiempo se convertiría en Derbi.

El modelo en sí es un mono dos tiempos de 65 c.c. robusto e indestructible como norma de la casa guzzi, embrague multidisco, cambio de tres velocidades en una palanca.... y todo ello en 50 kg de peso. Si le agregabas una bujía de recambio, un alambre y un alicate, ya estaba equipada para dar la vuelta a España si fuera menester, eso sí, a 60 km/h de máxima pero gastando unos dos litros de gasolina a los 100 con mezcla al 5%.

Fue un rotundo éxito comercial hasta tal punto que los más listos consideramos que parte de la fama que tiene el seat 600 como "motorizador español" debería compartirla con este modelo. Bueno, la historia con el tiempo le hará justicia. El caso es que a finales de los 50, principios de los 60, un nuevo código de circulación limitó la cilindrada de los ciclomotores a 49cc. Fue el principio del fin para la 65, alias saltamonte. Al necesitar a partir de entonces carnet para llevarla, paulatinamente fue perdiendo fuelle hasta que en 1963 dejó de fabricarse.

Ahora algunos pensaréis, ¿y por qué no se bajó de cilindrada? pues sí, se hizo con un modelo más moderno, pero en aquella época la migración masiva que sufrió la sociedad española del mundo rural al urbano, cambió las necesidades del cliente tal que un parato llamado vespa, más adaptado a este nuevo entorno, hiciera que las guzzi 65 paulatinamente se dedicaran a decorar los rincones de los graneros en toda España.

Bueno, el seat 600 también tuvo algo que ver en todo este descalabro, que no todo va a ser culpa de las putas motos.

Uff, tengo pendiente lo de las ducatis de Jose Luis, la metralla de Jorguito, aclarados el lío de la sanglas 400. Y esperaros que entre kalox en este post, que ese yogurín preguntará hasta por las BH y las GAC.

Hasta otra.





_________________
Enviado desde mi patatalk
avatar
torpedorz
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 1261
Localización : Pinseque ( Zaragoza)
Fecha de inscripción : 08/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  jose luis el Miér Mayo 25, 2011 6:15 pm



Ahi teneis dos ducatis bonitas para la epoca aunque cuando no cascabas rodamientos de cigueñal, dejabas charquitos de aceite y cuando no pues otra cosa.LA VENTO era del año 74.LA DESMO del 78.Hasta otro dia.
avatar
jose luis
Motero de 2ª Categoría
Motero de 2ª Categoría

Cantidad de envíos : 164
Edad : 58
Localización : zaragoza.
Fecha de inscripción : 16/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  torpedorz el Jue Mayo 26, 2011 12:43 am


Ahí José Luis, lánzate que este post está abierto a todos los que quieran contar cosas.

Es verdad lo que dices de que cuando no fallaba una cosa era otra. Mi cagiva con motor ducati pantah (desmodrónico por supuesto) cuando no comunicaba una bobina (marca metrakit made in spain), se le jodía el regulador, y así sucesivamente hasta el infinito y más allá.

Eso sí, arrancarla a patada era un placer ya que los desmos no tienen compresión cuando el motor no gira.

Por cierto, ¿la 500 fue esa moto que te hizo partir un bordillo con la cabeza? cuenta, cuenta.

Hasta otra.


_________________
Enviado desde mi patatalk
avatar
torpedorz
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 1261
Localización : Pinseque ( Zaragoza)
Fecha de inscripción : 08/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  jose luis el Jue Mayo 26, 2011 9:50 am

No que fue con la 350,decias que freelander habia tenido desde una Gimson a...... yo cuando lo conoci tenia una Lambretta Ranger.Siguiendo con la arqueologia hablabais de Metrallas y Ossas Yanquee pos tambien las tuvo el hombre.Me voy a dormir que ya vale.saludos.
avatar
jose luis
Motero de 2ª Categoría
Motero de 2ª Categoría

Cantidad de envíos : 164
Edad : 58
Localización : zaragoza.
Fecha de inscripción : 16/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  torpedorz el Jue Mayo 26, 2011 12:45 pm

Otia, igual me he liao, y el de la gimson era un colega suyo que salía con él cuando tenía la Ranger, bueno, ya lo aclararemos.

Venga va, ya que estamos, vamos a poner las motos de Freelander que nos acordemos, recuerdo que deben salir unas veinte:

Lambretta Ranger:



Bultaco metralla (pos no hay pocos modelos que digamos, pondré el más moderno):



Ossa yankee:



Benelli 654:



Suzuki DR600 (con ésta corrió una baja cuando era carrera de hombres... y acabó):



Suzuki GSX750F:



Honda Goldwing (por un pelo no me llevó a la iglesia el día que me casé, me arrepentiré siempre):



Tuvo también al menos un quad, creo que era un banshee... o un warrior, bueno, yo qué sé:



Honda dominator:



KTM LC4:




Yamaha Thundercat:



Joer, que no encontré otra foto más modosita.

Bueno, ya van la mitad, jejejeje.

Ahh, para los que aún no conozcáis a Freelander, aquí junto a Flecha Negra una noche loca de verano:



Hasta otra.

_________________
Enviado desde mi patatalk
avatar
torpedorz
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 1261
Localización : Pinseque ( Zaragoza)
Fecha de inscripción : 08/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  torpedorz el Miér Jun 22, 2011 1:41 am

Cambio de tercio, hoy hablaremos de la historia de la moto en el cine, pero sólo un poco, que es muy tarde.

Entre las clásicas, las dos indiscutibles:

Marlon Brandon en "Salvaje":



Steven Mcqueen en "La Gran Evasión":



Entre las clásicas, "Los Angeles del infierno":




"Easy Reader":




"Vacaciones en Roma":



Y por último, "Terminator 2":



Cuando la diñe Arnold Sw????????er seguro que se junta con Marlon Brando y Steve Mcqueen como los más de los más. Sin embargo, a nivel personal, casi todos los aficionados a las motos tenemos algún recuerdo de escenas moteras que hemos visto y se nos han quedado grabadas. Y que nada tienen que ver con grandes clásicos. Yo particularmente me he pegao una tarde buscando esa escena que de pequeño me había impactado..... y no la encontré... bueno, sí, la encontré, pero no era exactamente lo que yo creía que era.

Me explico, recuerdo de muy pequeño (unos 10 años) una serie B americana llamada Starsky y Hutch. Pues bien, yo siempre creí que Starsky en un episodio llevaba una camiseta con el símbolo de viva montesa y se pegó una persecución por Los Angeles en una cota subiendo y bajando coches, escaleras, esquivando gente. Pues bien, puesto a investigar sólo averigué que en un episodio había llevado una kawa:



Y por supuestísimo, sobre su camiseta ¡¡¡ViVa Montesa!!! na de na.

Peeeeeeero, al final San google me ha dado la respuesta. La escena que tanto me había impactado de pequeño no era de la serie de Starsky y Hutch, era de otra pareja de policías en la peli "Una extraña pareja de polis" (Freebie and the Bean), hecha en 1973. Un tal James Caan con la camiseta VIVA Montesa.



Aprovechando la coyuntura, Montesa ha sido la marca española de motos que más veces ha salido en el cine, si queréis saber las pelis, clicar aqui



La página es cojonuda, solo hace falta poner la marca de vuestra moto y os dirá las pelis en las que sale. Luis, con tu aqila ni se te ocurra, que solo sale en pelis de miedo, pero de mucho miedo, jejeje.

Con mi RF vaya decepción, sólo saca cuatro pelis y ninguna conocida, pero bueno, me consuelo sabiendo que por lo menos en los Simpsom ha tenido su trocito de gloria:



Antes de acabar, más fotos de montesa relacionadas con el cine:

Michael Douglas:



John Wayne:





Hasta otra.


Y para los sufridos que han llegado hasta aquí leyendo esta historia, a ver quién es el valiente que averigua cuál es la segunda marca de motos más antigua del mundo que a día de hoy sigue funcionando.


_________________
Enviado desde mi patatalk
avatar
torpedorz
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 1261
Localización : Pinseque ( Zaragoza)
Fecha de inscripción : 08/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  Paco Bescos Sanchez el Miér Jun 22, 2011 1:32 pm

voy a ser el mas atrevido para contestar en primer lugar creo que esta la ROYAL ENFIELD Question Question y en segundo lugar la muy famosa TRIUMPH oooooooo no Evil or Very Mad Evil or Very Mad bueno ya nos sacas de dudas bounce bounce
avatar
Paco Bescos Sanchez
2º Administrador
2º Administrador

Cantidad de envíos : 291
Edad : 59
Localización : Pedrola (Zaragoza)
Fecha de inscripción : 03/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  torpedorz el Jue Jun 23, 2011 2:04 am


Hayyyy, casi le has dao Paquico. Triumph fabricó su primera moto en 1903, y la segunda marca más antigua que aún sigue funcionando lanzó ya su primer modelo de serie en 1901.

Es más, si esta marca de motocicletas hubiera agilizado solo unos meses más la puesta en producción del prototipo presentado en el salón de París en 1898, sería la más antigua del mundo por delante incluso de la royal enfield.

Hasta otra.


_________________
Enviado desde mi patatalk
avatar
torpedorz
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 1261
Localización : Pinseque ( Zaragoza)
Fecha de inscripción : 08/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  blasquico el Jue Jun 23, 2011 3:23 am

primero, ese enlace a la base de datos es una mierda, dice que la TT no sale en ninguna película, mentira, yo recuerdo por lo menos en torque, que es la moto de la tía que se beneficia el prota, y la más relevante a nivel mundial, torrente, en la que se pega una ostia durante una persecución, mira a ver sí pones enlaces buenos y no me haces perder el tiempo.

respecto a la marca más antigua, me la voy a jugar a muebleuve, podía haber investigado en la Wikipedia, pero como que no me apetece gastar cuota de Internet en el móvil.

un besuco para el casi cantabro, Jajaja.

Vsss



ss







avatar
blasquico
Motero de 2ª Categoría
Motero de 2ª Categoría

Cantidad de envíos : 146
Edad : 35
Localización : Zaragoza
Fecha de inscripción : 07/04/2008

Ver perfil de usuario http://www.prtminimotard.tk

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  blasquico el Jue Jun 23, 2011 3:32 am

al final me ha picado la curiosidad y ya lo sé.
es un hierro americano, y no es Harley-Davidson, además diría que es algo que te gusta mucho hacer a ti, torpe.
deja.en paz a los yankees, no saben hacer motos, sólo cachos de hierro autoportantes con mucho espíritu, no son dignas en este post tal y como empezó. lo de royal einfield, aunque británicas como la mía, sí no recuerdo mal, han llegado a fabricar motos diesel, y sólo por eso ya no merecen que les dediquemos espacio en este, nuestro saturado foro.
Vsss
avatar
blasquico
Motero de 2ª Categoría
Motero de 2ª Categoría

Cantidad de envíos : 146
Edad : 35
Localización : Zaragoza
Fecha de inscripción : 07/04/2008

Ver perfil de usuario http://www.prtminimotard.tk

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  torpedorz el Jue Jun 23, 2011 11:19 am

Lo siento David, la respuesta no es correcta. BMW fabricó su primera moto en el 23, y Harley Davinson se fundó el 28 de agosto de 1903 en esta sede:



Así que no has dao ni una, jejejejeje.

Bueno, por no dar, no has dao ni con buscar correctamente las pelis en las que salió tu moto. A mí me pone que la TT ha salido en Torrente2, misión en Marbella:



Respecto a Torque, pues sí, igual tienes razón, pero es que en esa peli salen un montonazo de motos (incluso una indian). De triumph sólo ponen la daytona... y me parece que su conductor no tiene pinta de ser "la tía que se beneficia el prota".



Pos eso, lo que se suele decir en estos casos: agradecemos su participación pero a ver si nos centramos un poco, joer, que esto es muy serio, jajajajajaaja.


Y para pasar un rato, una escena que seguramente se convertirá en un clásico:

PINCHA Y DISFRUTA

Hasta otra.


Última edición por torpedorz el Jue Jun 23, 2011 11:30 am, editado 1 vez (Razón : CAMBIAR VIDEO)

_________________
Enviado desde mi patatalk
avatar
torpedorz
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 1261
Localización : Pinseque ( Zaragoza)
Fecha de inscripción : 08/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  blasquico el Jue Jun 23, 2011 4:54 pm

has obviado mi. segunda contestación, en esa dejó entrever la marca a la que te refieres. lo de Harley-Davidson, decirte que viví en milwaukee el año del 95 aniversario, así que tuve que aguantar bastante sobre una marca que no superó los 100 cv hasta la vrod.
lo de la base de datos, supongo que es una página accesible a coeficientes fuera de serie, y por tanto, las mentes más reducidas como la mía no logran acceder a la información solicitada.
Besicos a la rf, que tú no te los mereces.
Vsss


Última edición por blasquico el Vie Jun 24, 2011 5:36 am, editado 1 vez
avatar
blasquico
Motero de 2ª Categoría
Motero de 2ª Categoría

Cantidad de envíos : 146
Edad : 35
Localización : Zaragoza
Fecha de inscripción : 07/04/2008

Ver perfil de usuario http://www.prtminimotard.tk

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  torpedorz el Vie Jun 24, 2011 2:09 am

Ya, en parte tienes razón, Indian comenzó su producción en 1901 y en la actualidad te puedes comprar una nueva. Pero al igual que Triumph, no valen como respuesta a mi pregunta. Estas dos marcas desaparecieron en alguna época de la historia, y solo volvieron al mercado porque alguien compró el nombre para comenzar a producir de nuevo.

En cuanto a la página accesible a coeficientes fuera de serie, jejeje, me parece que te ha faltado poner a parte del modelo (TT) la marca de tu moto (triumph) para que saliera la lista de películas.

Hala venga, otra pista más para la pregunta. La marca está en Europa Occidental y actualmente casi toda su producción de motocicletas se basa en fabricar scooters..... y no es italiana, ni alemana, ni inglesa.

Joer, os lo he dejao a huevo.

Hasta otra.





_________________
Enviado desde mi patatalk
avatar
torpedorz
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 1261
Localización : Pinseque ( Zaragoza)
Fecha de inscripción : 08/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  blasquico el Vie Jun 24, 2011 5:33 am

no será puch???

todavía venden? yo recuerdo soñar con la cóndor, pero sólo pude llegar a montar en una minicross de mi abuelo.

he de reconocer que me tienes enganchado al post, algo de culturilla motera no me viene mal.
por cierto, tengo un libro, la enciclopedia de las motos, que te encantaría.
Vsss
avatar
blasquico
Motero de 2ª Categoría
Motero de 2ª Categoría

Cantidad de envíos : 146
Edad : 35
Localización : Zaragoza
Fecha de inscripción : 07/04/2008

Ver perfil de usuario http://www.prtminimotard.tk

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  torpedorz el Vie Jun 24, 2011 7:45 am

Otia con la puch David, ¿sabías que las minicross, cobra, condor... son asturianas? pero de eso a ser las segundas más antiguas me suena que no.

Bueno, como te veo tan participativo y entregado a la causa, ahora que está el foro dormido, te doy más pistas sobre la pregunta a ver si aciertas, que te lo mereces:


La marca celebró el año pasado sus 200 años de historia.

Comenzó fabricando molinillos de café y seguidamente bicicletas. A día de hoy continúa fabricando artesanalmente pimenteros y saleros de mesa.

A nivel mundial fabrica más de tres millones de vehículos al año.

Líder en la fabricación de bicicletas en su país de origen.

Tiene dos fábricas en España y ronda el medio millón de unidades fabricadas cada año.

Ha ganado en cuatro ocasiones el París-Dákar.

Colabora este año con el equipo Catalunya Caixa Repsol de Moto2 (Marc Márquez).

Se retiró de la Fórmula 1 en 2000 (aportaba motores), dejando tras de sí la participación en 115 Grandes Premios.

Es la culpable de que el porche más famoso de todos los tiempos se denominara 911.


Si con ésto no lo aciertas, es que no tienes google en el movil.

Hasta otra.


_________________
Enviado desde mi patatalk
avatar
torpedorz
Administrador
Administrador

Cantidad de envíos : 1261
Localización : Pinseque ( Zaragoza)
Fecha de inscripción : 08/02/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Historias de la puta moto

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.